Diaconado permanente en Italia: educados para la acogida y el servicio

“Acoger es saber tomar de la mano, caminar juntos, hacer percibir que también nosotros como Iglesia acompañamos a los pobres.” Fue lo que resaltó el arzobispo de Agrigento – sur de Italia -, Cardenal

descarga

Francesco Montenegro, que es también presidente de la comisión episcopal para el servicio de la caridad y la salud y responsable de la Caritas italiana, concluyendo en Altavista Milic

 

ia – provincia de Palermo – el Congreso nacional sobre el diaconado permanente.De la comisión episcopal para el servicio de la caridad y la salud y responsable de

la Caritas italiana, concluyendo en Altavista Milicia – provincia de Palermo – el Congreso nacional sobre el diaconado permanente.
Fueron cuatro días de trabajo – del 2 al 5 de agosto – sobre el tema “Diáconos educados para la acogida y el servicio de los enfermos”. El tema de la acogida estuvo en el centro del pronunciamiento del purpurado.
“Cuando una persona se siente acogida por lo que es, además de no sentirse diferente de nosotros, se siente amada por Dios”, afirmó. En esa perspectiva, el responsable de Caritas italiana explicó lo que se entiende por “diaconía de la acogida”:
34-2192-LR
“Crear relaciones entre las personas para hacer la vida más humana. Una vida no acogida muere, incluso si biológicamente sobrevive. “Porque – observó -” el acoger no es sólo dar una ayuda generosa, sino demostrar amistad “.
A este propósito, el Cardenal Montenegro recordó la visita que el Papa Francisco hizo la Lampedusa-extremo sur de Italia- el 18 de julio de 2013. En aquella ocasión, el Pontífice “quiso pobres, inmigrados y niños, no políticos y obispos. Pero jamás en nuestras Iglesias colocamos un aviso en las sillas en primera fila reservándolas a los pobres “.
Por lo tanto, el diácono está llamado a estar “en la frontera de la sociedad”. “Él tiene la misión de insertarse con positividad y con alegría, en nombre de toda la comunidad, en las periferias existenciales y materiales del hombre de nuestro tiempo”, subrayó, a su vez, el obispo auxiliar de la diócesis de Roma y delegado para El diaconato, monseñor Gianrico Ruzza.
Las periferias no son sólo “barrios guetos o dormitorios, sino también las dificultades juveniles, el vicio en juegos electrónicos y de azar, el desempleo, el conflicto social, las migraciones y la marginación. Cualquiera que se llama a desempeñar el ministerio del consuelo debe manifestar la dimensión de la compasión evangélica “, subrayó el prelado.
Para la comunidad cristiana, y en particular para los diáconos, el desafío indicado es, por lo tanto, “compartir la condición de fragilidad para promover un camino que pueda llevar a la plenitud del hombre nuevo en Cristo”.ceieconomo
Más veces el obispo auxiliar de Roma citó al Papa Francisco e indicó que “los diáconos son los protagonistas del sueño del Papa Francisco, sueño de una Iglesia que sabe encontrar caminos y métodos nuevos para llevar misericordia.
En seguida, invitó a los diáconos a pasar la atención del concepto de salud física y mental para el de “salvación en vista de la vida eterna”.
Finalmente, les dirigió otra invitación: “Debemos salir de la autorreferencialidad, porque el verdadero motor debe ser la oración y no una estrategia organizativa. Debemos ser el viandante que camina junto con los pobres y sin techo. Nuestra identidad es estar con los demás. (RL / L’Osservatore Romano) Radiovaticana.

Anuncios

Publicado el 11 agosto, 2017 en Noticias diaconado Iglesia Universal. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: