El diácono en la misa: todas sus funciones detalladas

El diácono en la Misa

Cuando un diácono está presente en la celebración de la Eucaristía, debe ejercer su ministerio llevando las vestiduras sagradas, siempre estola cruzada y dalmática (incluidas misas de feria)

  • Sale de la sacristía al lado del presidente (si hay más presbíteros van delante ellos).
  • Llegado al altar, hace una inclinación profunda sobre el altar de manera acostumbrada juntamente con el sacerdote y con él venera el altar con un beso.
  • Se dirige junto con el sacerdote hacia la sede, y allí permanece a su lado y le ayuda en caso de necesidad.
  • “…Si el tabernáculo con el Santísimo Sacramento está en el presbiterio, el sacerdote, el diácono y los demás ministros hacen genuflexión cuando llegan al altar y cuando se retiran de él, pero no durante la celebración de la Misa…”

Liturgia de La Palabra

  • Mientras se dice el Aleluya u otro canto, inclinado profundamente ante él, le pide su bendición, y en voz baja dice: Padre, dame tu bendición. El sacerdote le da la bendición diciendo: ” El Señor esté en tu corazón. El diácono se persigna y responde: Amén.

Luego hecha una inclinación hacia el altar, se dirige al ambón.   Allí saluda al pueblo, diciendo, con las manos juntas: El Señor esté con vosotros. Luego, al pronunciar las palabras: Lectura del santo Evangelio según San ____ , con el pulgar marca el libro con la señal de la cruz (sobre la cruz roja pintada en la lectura) y enseguida a sí mismo, en la frente en la boca y en el pecho y proclama el Evangelio. Terminado esto, aclama: Palabra del Señor. Todos responden: Gloria a Ti, Señor Jesús. A continuación, besa con reverencia el libro diciendo al mismo tiempo en secreto: “Las palabras del Evangelio borren nuestros pecados/ Per evangélica dicta, deleantur nostra delicta”

  • Las intenciones de la oración de los fieles, después de la introducción que corresponde al sacerdote, las recita el diacono ordinariamente desde el ambón.

Liturgia de La Eucaristía

  • Terminada la oración universal, permaneciendo el sacerdote en su sede el diácono prepara el altar con la ayuda del acólito; a éste le toca en particular tener cuidado de los sagrados vasos. Asiste también al sacerdote cuando recibe los dones del pueblo. Luego pasa al sacerdote la patena con el pan que se va a consagrar; vierte el vino y unas gotas de agua el cáliz, diciendo en secreto: “Por el misterio de esta agua y este vino, haz que compartamos la divinidad del que se ha dignado participar de nuestra humanidad”, y le presenta el cáliz al sacerdote. La preparación del cáliz y la infusión del vino y del agua pueden también hacerse en la credencia. Durante la Plegaria Eucarística, el diácono está en pie junto al sacerdote, un poco retirado respecto de él para ayudar, cuando hace falta, en lo relativo al cáliz o al misal.
  • Desde la epíclesis hasta el momento de la elevación del cáliz, el diácono ordinariamente permanece arrodillado.
  • Para la doxología final de la Plegaria Eucarística, de pie al lado del sacerdote, tiene el cáliz elevado, mientras aquél eleva la patena con la hostia hasta el momento en que el pueblo haya aclamado Amén.Una vez que el sacerdote haya dicho la oración de la paz y: La paz del Señor esté con vosotros, y el pueblo haya respondido: Y con tu espíritu, el diácono, si se practica este rito, hace la invitación a la paz diciendo, con las manos juntas y dirigido hacia el pueblo: Daos fraternalmente la paz. Él la recibe del sacerdote y puede ofrecerla a los otros ministros más cercanos. A continuación si el coro no va a cantar comienza la oración del “Cordero de Dios, que quitas..” , retira el Misal si el celebrante lo ve oportuno y lleva al altar la Reserva del sagrario.
  • Terminada la comunión del sacerdote, el diácono recibe del sacerdote la Comunión bajo las dos especies, y luego ayuda al sacerdote a distribuir la comunión al pueblo. Si la comunión se da bajo dos especies, él ofrece el cáliz a los que van comulgando y, terminada la distribución, inmediatamente consume junto al altar toda la sangre de Cristo remanente.
  • Terminada la comunión, el diácono vuelve al altar con el sacerdote. Recoge las partículas, si las hay, y luego lleva el cáliz y los demás vasos sagrados a la credencia, y allí los purifica y ordena como de costumbre, mientras el sacerdote ha vuelto a su sede. Sin embargo, se puede también dejar los vasos decentemente cubiertos en la credencia sobre el corporal y purificarlos inmediatamente después de la Misa, una vez despedido el pueblo.

Rito de Conclusión

  • Dicha la Oración después de la Comunión, el diácono da breves avisos al pueblo, si hay que darlos, a no ser que prefiera hacerlo personalmente el sacerdote.
  • Si se usa la oración sobre el pueblo o la fórmula de bendición solemne, el diácono dice después de las palabras del celebrante. “El Señor esté con vosotros”: “Inclinaos para recibir la bendición”. Una vez dada la bendición por el sacerdote, el diácono se encarga de despedir al pueblo diciendo, con las manos juntas y dirigido al pueblo: ”Glorificad al Señor con vuestra vida: Podéis ir en paz o La alegría del Señor sea nuestra fuerza. Podéis ir en paz o Anunciad a todos la alegría del Señor resucitado. Podéis ir en paz o En el nombre del Señor podéis ir en paz”
  • Luego, juntamente con el sacerdote, venera el altar besándolo, y haciendo una inclinación profunda, se retira caminando al lado (no delante) del sacerdote.

Publicado el 19 enero, 2020 en Formación diaconal. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Fernando Amaya Carreño

    Hola quisiera saber cuáles son los requisitos para el diaconado permanente tengo esa inquietud y quisiera te alizarlo y más adelante se puede aspirar al sacerdocio gracias un fraternal saludo

    Me gusta

    • Hola, debe ponerse en contacto con los responsables del diaconado permanente en su diócesis para saber los requisitos de admisión. Este ministerio es permanente, por lo que no debe ser al sacerdocio. Saludos.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: